Cosas de la profesión

Os preguntaréis que es esto de ‘cosas de la profesión’. Hace poco, tomando un café con una amiga, empezó a contarme anécdotas y malas pasadas de su trabajo. Ella es profesora, así que lo entiendo. Empezó a unirse más gente a la conversación…y todos llegaron a la conclusión que yo no podía entender lo que era  pasar mal rato en el trabajo, porque en la profesión donde trabajamos es muy ‘guay’. Esa parte no lo discuto, pues me encanta mi profesión y lo pasamos realmente bien, disfrutando de cada trabajo con la misma intensidad. Pero ¡amigos! ¿qué se esconde detrás de todo esto? Pues se esconde anécdotas como -por ejemplo- tienes a un paisano grabando y de repente te das cuenta ¡que tiene la bragueta abierta! Dime, ¿qué harías? No puedes hablar porque se está grabando, no te puedes reír porque el hombre te mira y se puede mosquear….entonces esperas a que el pilotito rojo se apague para decirle a tu compañero (qué es hombre) lo que pasa.A veces son situaciones graciosas, a veces peligrosas. Un día grabando un vídeo  promocional en una finca de Extremadura, el dueño nos lleva a una zona de la finca para grabar planos de la dehesa. Cuando llegamos, estaba todo lleno de toros bravos. A todo esto mi compañero, en plan Félix Rodríguez de la Fuente ,se coloca cerca de ellos. De repente me doy cuenta que uno de los toros está mirando de una ‘forma sospechosa hacia él’. Al comentárselo al dueño de la finca me dice ‘Tranquila mujer, estos toros son bravos pero están acostumbrados a estar con gente. Si alguna vez os dicen que meterse dentro de un coche por la ventanilla pequeña de atrás es imposible no hagáis caso. Cuando la manada de toros bravos se dan todos la vuelta y empiezan a correr detrás nuestra ‘la ventanilla del coche me parecía el hueco más grande del mundo’. Mi compañero en cambio siempre tuvo dotes para subir a los árboles. Existen  muchas más, pero creo que la Palma de Oro se la lleva algo que me sucedió hace unos años trabajando en un concurso de la televisión. Por entonces empecé a trabajar como productora y guionista en este concurso. Uno de mis cometidos como productora de programa es acompañar a los concursantes a comer, darle conversación, explicarle normas del concurso….Llega la hora de la comida y pregunto en la productora que dónde llevaba a los concursantes a comer. Me dicen al restaurante tal, tu vas y dices que vas de parte nuestra , que tenemos cuenta allí’. Yo era nueva en esa ciudad, busco por Internet y apunto la dirección. Me voy tan alegre  con los concursantes, llegamos al restaurante y digo ‘Buenas tardes….somos de la productora tal y cual y vengo con los concursantes’. Debí de intuir por la cara del camarero que ni conocía la productora ni nada, pero como me dijo ‘ah, vale, pues entrad’. Terminando de comer le digo al camarero ¡apunta las comidas a la cuenta de la productora. A todo esto el camarero pone cara de ‘j’ y va a llamar al gerente; aquí me dí cuenta que algo no iba bien. Resumiendo, resulta que ¡había dos restaurantes con el mismo nombre y nadie me avisó! ¡¡¡¡¡¡Me presenté en el restaurante que no era!!!!!! ¡¿cómo iba a pagar yo 7 comidas sin dinero y sin tarjeta ni nada?! Al final, creo que se me desencajó tanto la cara que el mismo gerente se rió y apuntó la comidas. No se si desde entonces mi jefe por entonces abriría una cuenta allí.

……CONTINUARÁ…..

Anuncios

2 thoughts on “Cosas de la profesión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s